LA PATRIA POTESTAD



LA PATRIA POTESTAD

Roberth Puertas Ruiz
rpuertas@pbplaw.com


El Código Civil la define como “el conjunto de derechos que tienen los padres sobre sus hijos no emancipados”. Este concepto fue superado con la reforma del Código de la Niñez y Adolescencia, que estableció que la patria potestad “no solamente es el conjunto de derechos sino también de obligaciones de los padres relativos a sus hijos e hijas no emancipados, referente al cuidado, educación, desarrollo integral, defensa de derechos y garantías de los hijos de conformidad con la Constitución y la ley”.
La patria potestad es un derecho-deber, que abarca los derechos patrimoniales y personales que tienen los padres en relación con sus hijos no emancipados. En cuanto a los patrimoniales, tenemos el usufructo, administración de bienes y la representación judicial y extrajudicial del hijo. Los personales se relacionan con el cuidado y protección del hijo, entre ellos: cuidado crianza, educación, alimentación, defensa y garantía de los derechos en el que se incluye el de representación judicial y extrajudicial; en definitiva, todos aquellos deberes que tienen los padres para garantizar el desarrollo integral de su hijo: físico, mental, espiritual, moral y social.
La patria potestad la ejercen conjuntamente el padre y la madre, salvo que por el bienestar del hijo, el Juez la atribuya exclusivamente a uno, para lo cual deberá escuchar al niño o adolescente. Entre las reglas que debe seguir el Juez para decidir  a quien le otorga la patria potestad, tenemos: respetar el acuerdo de los padres si no es perjudicial para el hijo; el hijo menor de 12 años deberá estar bajo la patria potestad de su madre, salvo que le sea perjudicial; si el hijo ha cumplido 12 años la ejercerá el padre que demuestre mayor estabilidad emocional y madurez psicológica y que esté en mejores condiciones de prestar la dedicación que necesitan y un ambiente familiar estable para su desarrollo integral; si ambos progenitores demuestran iguales condiciones, se preferirá a la madre, siempre que no afecte al hijo; en caso de falta o de inhabilidad de ambos progenitores el Juez nombrará un tutor; la opinión del hijo menor de 12 será valorada por el juez y la del mayor de 12 será obligatoria para el juez, a menos que sea perjudicial para el adolescente.
La patria potestad termina cuando el hijo se emancipa sea por razones legales, voluntarias o judiciales.  Son legales cuando: mueren los dos progenitores,  el hijo se casa, existe sentencia que entrega los bienes del padre o madre ausentes y si el hijo cumple 18 años de edad. Es voluntaria, cuando los padres emancipan al hijo y éste consiente con autorización del juez. Es judicial cuando por sentencia lo resuelve el juez en los casos establecidos en la ley.




No hay comentarios: