DE LOS DEBERES DE LOS NIÑOS



LOS DEBERES DE LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES


Roberth Puertas Ruiz, Mgtr.


Mucho se habla y escribe de los derechos de los niños, niñas y adolescentes; sin embargo, poco o nada sobre sus deberes u obligaciones, quizá por desconocimiento o porque se entiende que al igual que todos los seres humanos, son sujetos de derechos y obligaciones. Obviamente, hay que tener en cuenta que sus deberes estarán en relación con su grado de desarrollo y madurez, por lo que sus deberes, al igual que sus derechos, se cumplen de manera progresiva. 


Los deberes que tenemos los ecuatorianos, incluidos los menores de 18 años, se encuentran consagrados en la Constitución de la República. Además, en el Código de la Niñez encontramos los específicos para los niños, niñas y adolescentes.  A continuación se presenta un cuadro donde se listan los deberes constantes en las dos fuentes antes mencionadas:


DEBERES EN LA CONSTITUCIÓN DE 2008
DEBERES EN EL CÓDIGO DE LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA
1.   Acatar y cumplir la Constitución, la ley y las decisiones legítimas de autoridad competente.
1.    Respetar a la Patria y sus símbolos.
2.  Ama killa, ama llulla, ama shwa.
     No ser ocioso, no mentir, no robar.
2. Conocer la realidad del país, cultivar la identidad nacional y respetar su pluriculturalidad; ejercer y defender efectivamente sus derechos y garantías.
3.  Defender la integridad territorial del Ecuador y sus recursos naturales.
3. Respetar los derechos y garantías individuales y colectivas de los demás.
4.  Colaborar en el mantenimiento de la paz y de la seguridad.
4.    Cultivar los valores de respeto, solidaridad, tolerancia, paz, justicia, equidad y democracia.
5.  Respetar los derechos humanos y luchar por su cumplimiento.
5.   Cumplir sus responsabilidades relativas a la educación;
6.  Respetar los derechos de la naturaleza, preservar un ambiente sano y utilizar los recursos naturales de modo racional, sustentable y sostenible.
6.    Actuar con honestidad y responsabilidad en el hogar y en todas las etapas del proceso educativo.
7.  Promover el bien común y anteponer el interés general al interés particular, conforme al buen vivir.
7.   Respetar a sus progenitores, maestros y más responsables de su cuidado y educación.
8.  Administrar honradamente y con apego irrestricto a la ley el patrimonio público, y denunciar y combatir los actos de corrupción.
8.   Respetar y contribuir a la preservación del medio ambiente y de los recursos naturales.
9.   Practicar la justicia y la solidaridad en el ejercicio de sus derechos y en el disfrute de bienes y servicios.
9.   Los progenitores como los hijos se deben mutuamente afecto, solidaridad, socorro, respeto y las consideraciones necesarias para que cada uno pueda realizar los derechos y atributos inherentes a su condición de persona y cumplir sus respectivas funciones y responsabilidades en el seno de la familia y la sociedad.
10. Promover la unidad y la igualdad en la diversidad y en las relaciones interculturales.
10. Mantener un comportamiento responsable y respetuoso que facilite a sus progenitores el adecuado cumplimiento de sus deberes;
11. Asumir las funciones públicas como un servicio a la colectividad y rendir cuentas a la sociedad y a la autoridad, de acuerdo con la ley.
11. Asistir, de acuerdo a su edad y capacidad, a sus progenitores que requieran de ayuda, especialmente en caso de enfermedad, durante la tercera edad y cuando adolezcan de una discapacidad que no les permita valerse por sí mismos.
12. Ejercer la profesión u oficio con sujeción a la ética.
12. Colaborar en las tareas del hogar, de acuerdo a su edad y desarrollo, siempre que no interfieran con sus actividades educativas y desarrollo integral.
13. Conservar el patrimonio cultural y natural del país, y cuidar y mantener los bienes públicos.
13. No deben abandonar el hogar de sus progenitores o responsables de su cuidado, o el que éstos les hubiesen asignado, sin autorización de aquellos.
14. Respetar y reconocer las diferencias étnicas, nacionales, sociales, generacionales, de género, y la orientación e identidad sexual.
14. Los adolescentes que cometan infracciones tipificadas en la ley penal estarán sujetos a medidas socio - educativas por su responsabilidad.
15. Cooperar con el Estado y la comunidad en la seguridad social, y pagar los tributos establecidos por la ley.

16. Asistir, alimentar, educar y cuidar a las hijas e hijos. Este deber es corresponsabilidad de madres y padres en igual proporción, y corresponderá también a las hijas e hijos cuando las madres y padres lo necesiten.

17. Participar en la vida política, cívica y comunitaria del país, de manera honesta y transparente.




En general, éstos son los deberes que establece la legislación ecuatoriana para los niños, niñas y adolescentes, con la finalidad de normar adecuadamente sus relaciones con el estado, la sociedad y la familia. Además, reafirma el enunciado que establece que todos los seres humanos tenemos derechos que demandar y deberes u obligaciones que cumplir. 

Fuente:  Revista Ser Familia